Home > Nosotros

nosotros

Somos una entidad colombiana sin ánimo de lucro fundada en 1974 por la señora Benedikta Zur Nieden de Echavarría, esposa del filántropo antioqueño Don Diego Echavarría Misas. El objetivo principal de Doña Benedikta al crear la Fundación Ayuda, fue el de promover y apoyar el desarrollo de la pedagogía Waldorf y de los principios humanistas de la Antroposofía en Colombia. Su campo de acción actual está en Medellín y su Área Metropolitana, el Oriente Antioqueño, Urabá y excepcionalmente en otros países de América Latina.

La Fundación promueve procesos innovadores y participativos, que combinan aspectos culturales, sociales, económicos, ambientales y educativos, con especial énfasis en programas que atiendan al empoderamiento de las mujeres y a mejorar las oportunidades para los niños y niñas en segunda infancia (7 a 12 años).


Objeto  y Misión de La Fundación

El objeto de la FUNDACIÓN AYUDA consiste en promover, apoyar y fortalecer, con sus rentas o parte de ellas y, en casos especiales con su patrimonio, proyectos tendientes al mejoramiento de programas cívicos, educativos, culturales, de salud integral y de rehabilitación que trabajen por la paz, la justicia social, la equidad y la inclusión de los sectores más pobres y vulnerables de la población colombiana en todos los ámbitos del desarrollo del país.

La misión de la FUNDACIÓN AYUDA consiste en apoyar, impulsar y divulgar proyectos de inversión social que contribuyan a la humanización de la sociedad en los ámbitos de la educación, la cultura, el medio ambiente, el desarrollo económico sostenible, la salud física y emocional, y la rehabilitación.


[rev_slider Historia]

Nuestra Historia

La Fundación Ayuda fue creada por la señora Benedikta Zur Nieden de Echavarría, “una mujer valiente”, nacida en 1910 en Alemania y radicada en Colombia desde 1.934. Doña Benedikta dedicó su vida al bienestar de los Antioqueños, quienes la acogieron y apoyaron en sus múltiples iniciativas educativas y culturales.

Benedikta, llamada por su esposo y por quienes la conocían de cerca como “Dita”, creía en lo bueno, lo bello y lo verdadero como filosofía de vida y estaba convencida de que por medio del arte se puede fortalecer el conocimiento y la vida espiritual, avivar la sensibilidad y activar la voluntad de las personas para crear un mundo mejor.

Doña Dita encontró un camino para lograr ese mundo mejor en las enseñanzas filosóficas y pedagógicas del humanista austríaco Rudolf Steiner, creador de la Antroposofía y la Pedagogía Waldorf. Steiner hizo importantes aportes a la agricultura biológica-dinámica, la medicina, la arquitectura, la economía, la organización social y la educación.

La Antroposofía , base y fundamento de la pedagogía Waldorf, es un camino de conocimiento que estudia las relaciones del ser humano con el universo y quiere acercar lo espiritual del ser humano a lo espiritual del universo.

En 1974 Doña Dita legó a la Fundación Ayuda toda su herencia con el fin de financiar obras y organizaciones sociales en apoyo de la humanización de la sociedad colombiana, mediante la expansión de los principios filosóficos de la Antroposofía , la formación de docentes Waldorf y el apoyo a escuelas de pedagogía Waldorf.

La Fundación Ayuda durante más de 40 años ha sido un importante soporte financiero para la expansión de escuelas Waldorf y de otras iniciativas educativas y culturales en Antioquia alineadas con la humanización de la sociedad.

Inicio del Centro Humanístico Micael:

A mediados de la década de 1980 la formación de docentes en Antroposofía y pedagogía Waldorf era una necesidad apremiante para Doña Dita, quien había iniciado con personas de Medellín un grupo de estudio en Antroposofía. De allí nació el Centro Humanístico Micael de La Fundación Ayuda, como el vehículo y espacio de reunión del movimiento antroposófico y de formación de docentes Waldorf. Esta comunidad fue creciendo en Antioquia a partir de las familias,

maestros de las escuelas Waldorf, médicos antroposóficos no-convencionales y de otros aliados de vida que acompañaron y trabajaron con Doña Dita en sus proyectos antroposóficos, educativos y culturales.

El enfoque antroposófico se basa sobre tres pilares fundamentales: lo pedagógico, lo terapéutico y lo ecológico. Hasta el año 2005 la labor de la Fundación Ayuda se había centrado especialmente en lo pedagógico, mediante la formación de docentes Waldorf y el apoyo financiero a escuelas Waldorf en Antioquia.

Alrededor del año 2005, y manteniendo el espíritu de humanización de la sociedad que siempre ha sido el centro de su accionar, la Fundación Ayuda quiso profundizar y ampliar su ámbito de trabajo dentro del enfoque antroposófico en respuesta a la situación de conflicto armado en Colombia y como estrategia de pertinencia social frente al gran número de víctimas de la violencia y de minas anti-personal.

Se creó entonces el Programa Rafael: Proyecto Semillas de San Juan para desarrollar la dimensión terapéutica de la Antroposofía, en alianza con la Fundación Hospital San Vicente de Paul, con la Fundación Amigos de los Limitados y con los terapeutas y médicos antroposóficos, no-convencionales de Narabema. Esa alianza permitió desarrollar un pilar terapéutico mediante un programa piloto de rehabilitación de víctimas de la violencia.

En esta etapa se reestructuró el Centro Humanístico Micael, para crear dos programas principales: 1. El de formación de docentes Waldorf, y 2. El Programa Rafael con el proyecto Semillas de San Juan el cual buscaba combinar métodos de psicoterapia antroposófica, pedagogía Waldorf y medicina antroposófica en la atención a personas víctimas de la violencia en situación de discapacidad física y psicológica.

Con miras a un apoyo más amplio al movimiento antroposófico, la Fundación Ayuda, por intermedio del Centro Humanístico Micael, aportó un capital importante para que la Rama Antroposófica (organizadora del evento en Colombia) pudiera apalancar fondos adicionales para llevar a cabo el IV Congreso Panamericano de Antroposofía en Medellín (2008).

Adicionalmente, se creó un programa de becas entre el 2005 y 2008 en apoyo a docentes Waldorf, terapeutas no-convencionales, agrónomos sabedores de la agricultura bio-dinámica y masajistas experimentados en masaje Pressel.

En la actualidad la Fundación Ayuda actúa como una organización de segundo piso que apoya proyectos de organizaciones no gubernamentales y/o de base comunitaria, que estén alineados con su actual ENFOQUE PROGRAMATICO.